#2 - Las 3 Fuentes de Eventos Inesperados

En el lugar de trabajo y de manera similar en el hogar o en la carretera, solo hay 3 fuentes principales de eventos inesperados: o el equipo hace algo inesperadamente, alguien más hace algo inesperadamente o nosotros hacemos algo inesperadamente.

En el último número, discutimos si se trataba de los peligros o de su energía peligrosa. La
conclusión (aunque bastante sencilla) es que realmente se trata de energía peligrosa o
potencialmente peligrosa… que puede moverse. Las personas también pueden moverse, lo
que significa que los ojos y la mente en la tarea son muy importantes, y que el error humano
es muy importante, de hecho, primordial, siempre que las personas se mueven o las cosas
a su alrededor se mueven.

Entonces, si reconocemos que el error humano es importante, la siguiente pregunta es
“quién”. ¿De quién fue el error que causó el incidente? ¿Es siempre de la otra persona o
es principalmente nuestro? ¿Y qué pasa cuando no hay un error humano, apenas una falla
mecánica o eléctrica?

Bueno, una cosa que sí sabemos es que nadie está tratando de lastimarse o causar daño
accidentalmente. Nadie planea hacer esto, lo que significa que algo inesperado debe haber sucedido. Una vez que sucede algo inesperado, es como la caída de la primera ficha del “dominó”. Luego, dependiendo de cuántos dominós estén alineados, ese evento inesperado iniciará una reacción en cadena. Una vez que la reacción en cadena inicia, y las fichas de dominó comienzan a caer; exactamente dónde usted terminará en la pirámide de riesgo (antigua), por lo general dependerá usualmente de la cantidad de energía peligrosa y de la suerte (aterrizar en sus pies generalmente es mejor que aterrizar en su cabeza y caer desde un metro es generalmente mejor que una caída de 10 metros).

Esencialmente, solo hay 3 fuentes de eventos inesperados: usted hace algo inesperado, la otra
persona hace algo inesperado, el equipo hace algo inesperado. (Ver figura # 1)

Figura 1

¿Cuál de estas tres fuentes cree que es la más importante? Si hiciéramos estas mismas preguntas a todas las personas con las que trabaja en su empresa, ¿qué dirían?

Bueno, antes de entrar en los porcentajes para cada categoría, tomemos un momento para pensar qué es lo que realmente nos sucedió en términos de lesiones y casi accidentes. La razón de esto es que cuando miras los reportes, la información se puede “filtrar” desde el principio. Realmente no sabemos si la persona se quedó dormida al volante o si un perro, o alguna otra forma de vida salvaje corrió frente a ellos. Pero ciertamente sabemos si nos quedamos dormidos al volante o no.

Entonces, ¿cuántas lesiones graves ha tenido? (Huesos rotos, quemaduras de 3er grado, conmoción
cerebral grave, etc.) A continuación, ¿cuántas lesiones menores como esguinces y distensiones,
puntos de sutura, conmoción cerebral leve, etc., ha sufrido? Y luego, ¿cuántos cortes, moretones, golpes y rasguños ha tenido? ¿Cómo se compara con la mayoría de las personas? (ver figura # 2).

Obviamente, cuando se golpea el dedo del pie con la pata de una mesa, es poco probable que la mesa haya hecho algo inesperado. Pero ¿qué pasa con todas las otras cosas? Bueno, ahora que ha pensado un poco acerca de sus lesiones hasta la fecha, ¿cuántas de ellas fueron causadas por el equipo que hizo algo inesperado? Nota: si tiene 100 personas en la sala, normalmente solo tiene una o dos manos levantadas para esta pregunta. Cuando pregunte si la otra persona hizo algo inesperado, asegúrese de excluir los deportes de contacto donde la otra persona está tratando de lastimarlo.

Nuevamente, con 100 personas, usualmente obtendrá 10-15 manos levantadas, pero rara vez alguien tiene más de un ejemplo. Y finalmente, lo que queda son todas las lesiones en el área de Usted Mismo. Para la mayoría de las personas, más del 95% de las lesiones que sufrieron se encontraban en el área “Usted Mismo”. Aunque la mayoría de las personas “libremente” admiten que es más como 97-99%.

Más de 3 millones de personas han realizado este ejercicio en miles y miles de lugares de trabajo. Y en términos de cambios de paradigma, es probablemente el más poderoso o uno de los más poderosos ejercicios. Lo que la mayoría de los trabajadores / personas piensan (o pensaban antes de realizar este ejercicio) es que un equipo haciendo algo inesperado, o que la otra persona haciendo algo inesperado, tenía una influencia mucho mayor que el área de Usted Mismo. Incluso las personas que ya se han dado cuenta de queel área personal es probablemente la más alta, están realmente sorprendidas de lo alto que es el porcentaje: la mayoría de las personas (más del 80%) nunca han sido gravemente heridas porque el equipo u otra persona hicieron algo inesperado. En otras palabras, el 100% de las lesiones graves se produjeron en el área personal.

Este ejercicio, en el cuál puede hacer que todos construyan su propia pirámide de riesgo personal y luego piensen en cada una de las 3 fuentes de lo inesperado, como puede imaginar, es un verdadero “revelador” para las personas que antes pensaban, que era principalmente el equipo o la otra persona.

Entonces, encontramos al enemigo, y el enemigo somos nosotros mismos. Pero en realidad esto es
muy motivador: porque si fuera el equipo o las otras personas las que hicieran algo inesperado,
entonces no podríamos hacer mucho al respecto. Pero como somos nosotros, entonces si podemos.

¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

Iniciar una conversación

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Descargar gratis el artículo #2 de Cambio de Paradigmas – Las 3 Fuentes de Eventos Inesperados – en PDF!


SIGUIENTE ASUNTO: